El Camino de las Adicciones

Ser consciente de qué tipo de realidades mueven nuestra vida, ser consciente de las numerosas adicciones que nos controlan, es el primer paso para liberarnos y crear una nueva realidad donde la percepción soy Yo mismo, no el resultado de lo que podríamos habernos convertido cuando nos dejamos arrastrar por ese camino desolador que son la adicciones.

El camino de las adicciones

¿Vivo esclavo de pensamientos, sensaciones y emociones que me hacen sentir prisionero?

El primer paso sería el reconocimiento de lo que estoy viviendo, qué me aporta y cómo me hace sentir eso que estoy viviendo, ¿me siento libre? ¿ésto que es mi vida me conmueve? ¿Me hace sentir alegría? ¿O por el contrario vivo esclavo de pensamientos, sensaciones y emociones que me hacen sentir prisionero y desencadenan en mí sensaciones angustiosas de desvalorización creciente, que me atrapan en un laberinto aparentemente sin salida, abocados a la irrealidad más alejada de nuestro Yo?

El Segundo paso abarcaría el proceso de Liberación, liberándome de las adicciones de falsa seguridad, sensación y poder que me fuerzan a intentar controlar las distintas situaciones de mi vida, ésto me lleva a destruir mi serenidad, arruinar mi proyecto de vida porque todo ello implica un grave impedimento para permitir quererme, respetarme a mí mismo y a los demás.

A lo largo de éste proceso voy descubriendo cómo mis adicciones, que dominan mi conciencia, van creando una visión ilusoria, una visión irreal de las situaciones que acontecen en mi vida, de las personas con las que me relaciono, acontecimientos que están continuamente ofreciéndome la oportunidad de descubrirme la otra realidad.

El Tercer paso sería, dar la bienvenida a esa gran oportunidad, aunque dolorosa, de aprender que a través de esta nueva realidad, puedo hacerme cargo de mis adicciones, de mi poder para optar por otra nueva forma de enfocar mi vida, reprogramar, dar aspecto un nuevo comienzo, una nueva visión donde, desde esa nueva lente, liberarme de mis automatismos, liberarme de mis modos emocionalmente distorsionados y visionarios para reconectarnos de nuevo con mi realidad emocional.

Desde esa nueva perspectiva, comienzo a vivir Aquí y Ahora, experimento quién soy, me recuerdo, traspaso esas barreras de carencia afectivo-emocional que me llevan de manera helicoidal, a no estar presente, a no ser consciente de mis capacidades, a desear lo que no tengo, a no ser lo que soy en vez de disfrutar de lo que ostento, de lo que soy, dejándonos a merced de una conciencia dominada por exigencias cada día más altas y expectativas basadas en un futuro incierto e imaginario.

El cuarto paso nos llevaría a tomar las riendas de nuestra responsabilidad, de todo lo que experimento aquí y ahora, ya que es mi programación errónea la que crea y dicta mis acciones y reacciones, implicando en éste proceso también a las personas de mi entorno, de mi alrededor, contagiando este espíritu ilusorio que crean mis adicciones, mis estados de aturdimiento emocional que de alguna forma originan confusión y dolor también en los demás.

Por tanto mi compromiso en primer lugar es aceptarme completamente, aquí y ahora, haciéndome consciente de todo lo que siento, pienso, digo y hago. Me hago responsable de mis adicciones, como una parte indispensable para mi crecimiento y evolución, un crecimiento necesario para mi propia elaboración psicoemocional, a una conciencia más elevada, a una sabiduría que fluye para acercarme a realidades más sutiles, más auténticas, para constatar que puedo elevarme por encima de mis adicciones, de mis emociones alteradas por causa de un fallido autorreconocimiento y centrarme en el aquí y en el ahora de ésta nueva luz de conciencia .

Liberarme de antiguas programaciones, buscar dentro de mí nuevas directrices que me acompañen en el nuevo camino que diseñaré, me proporcionarán una nueva luz, un nuevo nivel de conciencia que me hará percibirme cómo soy realmente, fuera de la reminiscencias de una fútil y engañosa realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *