El Flujo constante de la vida

Igual que la lluvia limpia y barre la sequedad de la tierra, nuestras emociones barren con todo su potencial las inseguridades y los miedos obligándonos aunque no queramos, a sentirnos arrastrados hacia fuera de nosotros mismos, a la tremenda oscuridad que nos inunda antes de la Aurora que nos trae la amada y confortante luz.

El flujo constante de la vida

El Flujo constante de la vida nos lleva a plantearnos qué quiero, qué necesito para ésto que quiero, y qué puedo poner en movimiento para conseguirlo

Salir de la zona de confort es la clave para poder desde ese otro orden, elevarnos por encima de nuestra cotidianidad, para encontrarnos con otra realidad más difusa eso sí, pero es sin duda nuestra oportunidad para seguir evolucionando y vislumbrar otros horizontes que a buen seguro nos traerán nuevas alegrías.

Seguir creyendo que donde estamos, lo que somos en estos momentos es todo nuestro potencial, es todo lo que podemos llegar a ser, es como si creyéramos que nada de lo que emprendamos nos llevará a otro lugar distinto al que nos encontramos en este momento. Es fundamental creer que todo aquello que hacemos va cocreando una nueva realidad, una nueva Aurora que va recreando nuestras ilusiones, nuestros sueños que son los que nos impulsan a estar preparados para dar el salto a ese nuevo paradigma que no es otro que averiguar quién soy y a dónde quiero ir, libres para ello de lo que nos arrastra, de esa verdad que otorgamos a los demás de opinar acerca de lo que queremos y lo que es más importante de lo que queremos ser.

El Flujo constante de la vida nos lleva a plantearnos qué quiero, qué necesito para ésto que quiero, y qué puedo poner en movimiento para conseguirlo. Por supuesto la Fé en que eso que quiero es y se convertirá en eso que me hace feliz, supone una gran cualidad. Creer en mí, acercarme al flujo de la vida que nos lleva con la confianza de una madre que lleva de la mano a su hijo y lo transporta con seguridad de un lugar a otro, de un desconocimiento de lo que es el vivir y sus atributos a esa seguridad que nos hace avanzar desde esas sensaciones de una mano que nos lleva a lo largo de tantas experiencias de eso que vamos llamando Vida.

El flujo constante de la vida esta ahí para recordarte que tuviste un principio, que fuiste creado por el sentimiento más profundo y a la vez contradictorio, el Amor, que esa incertidumbre que eres, está protegida por él y por lo tanto, te permite atravesar las tinieblas que te impiden ver con claridad quién eres y qué eres, despojándote de una mente estrecha que te encarcela y no te permite traspasar los velos de la incertidumbre y por ello darle la espalda a una nueva realidad.

El flujo constante de la vida te obliga a no ignorarte más, a confiar que a pesar de lo que opinen los demás eres un flujo armonioso de la vida, con su luz y sus sombras.

2 pensamientos en “El Flujo constante de la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *